Desde que nacemos hasta que morimos convivimos a diario con virus, bacterias y un sinfín de gérmenes. Esto para nadie es una novedad, de hecho, muchos de esos gérmenes los necesitamos para vivir de manera óptima, sin embargo, a veces ocurren ciertas mutaciones o surgen virus nuevos a los cuales nuestro cuerpo no sabe cómo reaccionar. Así nacen las enfermedades e infecciones, siendo algunas de ellas letales si no se tratan a tiempo.

Frente a este contexto de virus, bacterias y gérmenes, para nadie ha sido indiferente la última gran pandemia que ha afectado al mundo entero. La variante de coronavirus Covid-19 rápidamente se propagó por gran parte del mundo, infectando a miles de personas y causando la muerte a un centenar de ellas. Las medidas y protocolos de seguridad se aplicaron rápidamente, entre ellas, los confinamientos y cuarentenas, con el propósito de frenar la propagación y evitar la saturación de los centros de salud.

Producto de los confinamientos las personas han experimentado cambios en sus rutinas, siendo la higiene una de las mayores preocupaciones. Pero también han tenido que adecuarse a cambios en la rutina mucho más profundos. Tal es el caso del trabajo desde casa, o el colegio desde las casas, el cierre de comercios, las restricciones de viajes nacionales e internacionales, entre muchas otras cosas.

En el caso del trabajo desde casa muchos empleadores y empleados tomaron la decisión de adoptar este modo de trabajo de manera definitiva, pero muchos rubros necesitan funcionar de manera presencial, así que se han tenido que adecuar a las condiciones sanitarias.

En este contenido abordaremos una serie de tecnologías y soluciones para crear un ambiente laboral seguro, limpio y libre de enfermedades, tanto físicas como mentales, con el objetivo de resguardar de manera integral la salud de los trabajadores.

I. El retorno al trabajo presencial El retorno al trabajo presencial

Si bien el lavado de manos, taparse boca y nariz al estornudar son medidas básicas que todas las personas tienen interiorizadas, luego de la expansión del virus Covid-19 estas acciones de autocuidado se tornaron más importantes.

Sumada a las acciones básicas de autocuidado, se incorporó el uso de mascarillas, mantener la distancia entre personas y evitar las situaciones de aglomeración como parte del diario vivir. Estas medidas se vieron fortalecidas con las decisiones de los distintos gobiernos en restringir las salidas, establecer cuarentenas y confinamientos para evitar la propagación del virus. Y es que evitar los contagios resulta ser clave, porque el virus es altamente contagioso, por lo tanto, si muchas personas a la vez están contagiadas, hay un alto porcentaje de probabilidad de que muchas de esas personas necesiten asistencia médica, saturando así el sistema de salud público y privado.

Para evitar los contagios masivos durante el 2020 y parte del 2021, se aplicaron cuarentenas, donde muchas actividades comerciales tuvieron que cesar, principalmente aquellas consideradas como no esenciales. Para contrarrestar el cese de actividades presenciales, muchas empresas continuaron funcionando de manera remota. Sin embargo, muchos rubros, aunque no son rubros esenciales pero que resultan ser parte importante de la economía, no se podían ejercer de manera virtual, debido a la naturaleza de su trabajo.

Para este tipo de trabajos el retorno presencial es fundamental, pero con esta nueva normalidad post Covid-19, no se puede obviar el hecho de que es necesario mantener un lugar de trabajo seguro e higienizado para evitar que los trabajadores se enfermen gravemente.

Protocolos de seguridad e higiene para el trabajo

Tanto desde el Gobierno, desde la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), como desde manera particular en cada empresa, se han creado informes y protocolos de seguridad e higiene para un retorno seguro al trabajo. Algunas de las medidas más recomendadas por todas las autoridades y organizaciones son:

  • Uso de mascarillas y todo lo que el uso de mascarillas implica, es decir, cambiarlas una vez que se humedecen, manipularlas de manera correcta, etc.

  • Mantener distanciamiento físico con otras personas.

  • Implementar o reforzar un plan de limpieza y desinfección.

  • Aplicar instalaciones aislantes.

  • Ventilar e higienizar ambientes.

img CP- copia

Además de estas medidas que son generales, cada lugar de trabajo tiene sus propias medidas dependiendo del rubro al que se dedican. No es lo mismo establecer un protocolo de higiene en un colegio que en una faena minera o en un terminal de buses.

Si bien evitar los contagios tiene un alto grado de responsabilidad personal, es urgente que los empleadores tomen conciencia de la importancia de contar con las condiciones adecuadas para que sus empleados estén resguardados y seguros trabajando. Frente a esto, y gracias a la tecnología, hoy existen aparatos que ayudan a mantener un ambiente controlado libre de virus y bacterias, sin la necesidad de invertir grandes gastos en ellos. Tal es el caso de los purificadores de aire, aparatos hechos para proporcionar un aire libre de virus y bacterias.

El trabajo de manera presencial no tiene por qué ser sinónimo de contagios o propagación de virus, crear un ambiente sanitizado y seguro es posible. Continúa leyendo para conocer más sobre los purificadores de aire.

II. Purificadores de aire para un ambiente higienizado en oficinas y lugares públicos Purificadores de aire para un ambiente higienizado en oficinas y lugares públicos

A diario el ser humano se ve expuesto a distintos agentes internos y externos, eso incluye alimentos, objetos, otras personas, mascotas, aire que respiramos, etc. Con respecto al aire que respiramos, la mayoría del tiempo somos completamente inconscientes de nuestro proceso de respiración, por lo tanto no prestamos mucha atención a lo que respiramos, pero esto cambia cuando captamos olores que no son “normales” y que por lo tanto son indicio de que algo no anda bien.

Un ejemplo de lo anterior es el olor a descomposición en la comida. La comida cuando se vence, además de cambiar de aspecto, emite olores de descomposición, gracias a ese olor podemos darnos cuenta de que algo está malo y así evitar comerlo y evitar que nos enfermemos. Ahora bien, existen un montón de agentes contaminantes que andan en el aire que respiramos, pero que al no tener olor ni color son difíciles de percibir.

Un ejemplo de lo anterior son los virus. Los virus no tienen olor, no tiene color perceptible al ojo humano y son microscópicos, por lo tanto, ninguno de nuestros sentidos son capaces de percibirlos. Sin embargo, al entrar en contacto con nuestro cuerpo, este reacciona. Esa reacción puede ser desde un simple resfriado hasta una enfermedad muy grave.

Algunas de las enfermedades que se transmiten por el aire son:

  • Coronavirus

  • Resfriado común

  • Influenza

  • Varicela

  • Paperas

  • Sarampión

  • Tos ferina

  • Tuberculosis

  • Difteria

Si bien para todas estas enfermedades existen vacunas y remedios para tratarlas, algunas personas pueden sobrerreaccionar a su contagio, o en el peor de los casos, estos virus mutan, haciéndose resistentes a los medicamentos. Tal es el caso del Covid-19, un virus de la familia de los coronavirus el cual mutó, volviéndose resistente a los tratamientos existentes hasta el año 2019 principios del 2020.

Esto último nos da cuenta de que el ser humano tiene la capacidad para enfrentarse de manera natural (con el sistema inmune) o de manera asistida (con vacunas y medicamentos) a muchos virus que se transmiten por el aire o superficies. Sin embargo los avances en tecnología ponen a disposición aparatos como los purificadores de aire, que junto con la ventilación de los espacios, resultan altamente efectivos para evitar que los virus se propaguen.

La eficiencia de los purificadores de aire

Los purificadores de aire se han vuelto uno de los elementos imprescindibles en aquellos lugares donde muchas personas comparten espacio, por ejemplo en una oficina, en un colegio, en hospitales, en centros comerciales, etc.

Gracias a una combinación de luz ultravioleta de alta potencia, fotoplasma, iones negativos y positivos, además de oxidación fotocatalítica, estos aparatos logran eliminar agentes contaminantes en aire y superficies.

img CP- copia 2

La efectividad de los purificadores de aire resulta ser eficiente por varios factores, estos son:

  • Utilización de luz ultravioleta de alta potencia: estudios han demostrado que esta tiene una alta efectividad para eliminar virus, incluyendo el coronavirus. Se dice que puede llegar a eliminar hasta el 99% de virus que se encuentren en el aire y/o superficies.

  • Purifica superficies: si bien los virus suelen quedarse suspendidos en el aire, muchos otros gérmenes patógenos caen al suelo o superficies, siendo un riesgo para la salud. Tal es el caso de las bacterias, las cuales pueden sobrevivir en una superficie por mucho tiempo, por ejemplo en el suelo de un baño o inodoros.

  • Eliminar olores: los purificadores de aire son una solución higiénica para mantener ambientes libre de virus, pero además eliminan todo tipo de olores. Esto es muy eficiente en oficinas, transporte público o en cualquier otro lugar cerrado donde se reúnan personas, especialmente en contexto de restaurantes o baños, para que los olores no sean un factor negativo para los clientes.

Finalmente, las personas podemos enfermarnos por un virus que se encuentre en el aire, pero también estamos susceptibles a contraer alguna enfermedad por bacterias u otros microbios presentes en las superficies. Continúa leyendo para conocer más soluciones higiénicas que se pueden implementar en tu lugar de trabajo, específicamente en los baños.

Nueva llamada a la acción

III. Soluciones para baños libre de gérmenes

¿Cuál es la habitación más contaminada en un hogar? Sin duda para muchas personas esta respuesta es el baño, y es lógico, por la función que tiene la sala de baño, esta está expuesta a una gran cantidad de gérmenes. Además de la humedad, hacen del baño el lugar ideal para la proliferación de muchos microbios. Ahora bien, el baño de un hogar recibe una cantidad de personas a diario, pero ¿qué pasa con los baños públicos?

Los baños públicos tienen muchos lugares propicios para la acumulación de gérmenes. Ya sean los baños en una oficina, en un centro comercial, restaurante u otros, todos ellos están altamente expuestos, por lo tanto, a mayor exposición, mayor es la probabilidad de albergar microbios.

Para evitar la proliferación de bacterias en el baño es lógico que se refuerce la limpieza y la higienización, pero también existen tecnologías de punta que ayudan a eliminar y/o disminuir la carga bacteriana de los baños.

Secador de manos automático para un baño higiénico

A día de hoy existe la creencia de que los secadores de manos eléctricos son antihigiénicos, porque al momento de tirar aire para secar las manos, este esparce las bacterias por toda la habitación. Sin embargo esto dejó de ser cierto hace mucho tiempo.

La realidad es que antiguamente los secadores de mano no estaban hechos con la tecnología con la que hoy en día se fabrican. Antes estos aparatos se hacían con filtro de carbón, los cuales, a pesar de cumplir con su función de filtrar, no son tan eficientes como lo son los filtros HEPA.

Los secadores de manos que se encuentran hoy en el mercado están hechos con filtros HEPA, esto es High Efficiency Particulate Air (Aire Particulado de Alta Eficiencia), y son un tipo de filtro de aire que satisface los estándares actuales de higiene, por lo tanto, estos aparatos sí cumplen con una alta higiene en su función.

Por otro lado, los secadores de manos modernos son automáticos, por lo que no es necesario tener contacto con el secador para que funcione, previniendo el contagio de enfermedades por fomites, es decir, objetos inanimados que pueden albergar microbios.

Nueva llamada a la acción

Grifería con sensor para mayor seguridad y ahorro de agua

Otra de las soluciones que se han puesto de moda para evitar la propagación de bacterias en el baño es la grifería automática. Al tener sensor no es necesario que las personas toquen la llave con la mano para dar el agua, basta con que acerquen sus manos y esta se pondrá en funcionamiento.

Estos aparatos son muy útiles en baños públicos, por ejemplo en centro comerciales, restaurantes, aeropuertos, pero también en lugares más pequeños, pero que de igual manera reciben personas todos los días, como por ejemplo oficinas.

La grifería automática es práctica principalmente por dos aspectos:

  • Higiénicas: al no ser necesario que las personas toquen la llave para dar el agua, se evita que los microbios que están en las manos queden en la grifería.

  • Ahorro de agua: por otro lado ayuda a ahorrar agua, esto porque la salida de agua es controlada, evitando que la llave quede abierta, goteando u otro.

Estas son solo algunas de las soluciones de baños que existen en el mercado, lo importante de fijarse en estos aparatos es que sean hechos con tecnología de alta calidad, certificados y que cumplan su función higiénica. De esa manera te estarás asegurando de mantener un lugar sanitizado, evitando lo máximo posible la propagación de virus, bacterias y otros.

IV. La presencia de un DEA en el trabajo

Así como hay factores externos que pueden poner en riesgo la salud de las personas, también hay procesos internos que, de no detectarse a tiempo o no tratarse en el momento, pueden poner en riesgo la vida de las personas. Tal es el caso de los paros cardíacos o los problemas al corazón. Este tipo de fallas cardíacas son altamente mortales porque suelen ocurrir de un momento a otro, muchas veces sin previo aviso, afectando el órgano principal que da vida al cuerpo humano, por lo tanto, para tratarlas rápido se necesita conocimiento de primeros auxilios.

Al hablar de primeros auxilios nos referimos a las técnicas y procedimientos que se utilizan para asistir a una persona accidentada. Estos procedimientos son la primera asistencia que se aplican mientras llega el servicio de urgencias, por lo tanto, la vida de la persona asistida puede depender de eso.

Dentro de los primeros auxilios se encuentra una maniobra muy conocida, la reanimación cardiopulmonar o RCP. Esta maniobra es esencial para asistir a personas que han perdido el conocimiento de manera súbita, detectando un paro cardíaco. Si se realiza esta maniobra de manera adecuada, puede salvar la vida de una persona.

img CP- copia 3

Emergencias médicas en el trabajo

La prevención de riesgos en el lugar de trabajo es clave para el buen funcionamiento de toda la organización, esto incluye disminuir o eliminar todos los factores externos de riesgo que puedan afectar la integridad de las personas. Los tipos de riesgos dependen del tipo de trabajo o rubro, pero en general se hallan cuatro tipos de riesgos:

  • Físicos

  • Ergonómicos

  • Psicosociales

  • Mecánicos

A estos factores de riesgo ahora se les debe sumar los protocolos de higiene y seguridad para evitar contagios de enfermedades virales entre los trabajadores, aspecto que sin duda ha tomado una importancia especial post Covid-19.

Sin embargo las emergencias médicas ocurren sin previo aviso y sin necesidad de que un factor de riesgo las desencadene. Algunas de las emergencias médicas más comunes son:

  • Problemas respiratorios.

  • Dolor torácico.

  • Desmayo o pérdida del conocimiento.

  • Dolor repentino y severo en cualquier parte del cuerpo.

  • Presión o dolor abdominal en la parte superior.

En el caso de presenciar una emergencia médica lo primero que se recomienda hacer es llamar a emergencias y mientras éstas llegan, se debe realizar primeros auxilios según se requiera. Dentro de los primeros auxilios más utilizados son el RCP, de ahí la importancia de conocer esa maniobra y saber aplicarla.

Salvando vidas con un desfibrilador externo automático

Una de las emergencias médicas más comunes son los desmayos por fallas cardíacas. Cuando el corazón deja de latir, ya sea por una falla de circulación (infarto) o una falla eléctrica (paro cardiorrespiratorio) se debe actuar lo más rápido posible, ya que cada segundo que pasa es vital. Para enfrentar este tipo de emergencias en los lugares de trabajo lo ideal es que se cuente con:

  • Personas capacitadas en primeros auxilios.

  • Un desfibrilador externo automático.

img CP- copia 4

Básicamente lo que hace un desfibrilador es corregir una fibrilación en el corazón. Una fibrilación es una contracción repentina e incontrolada a nivel de las fibras del corazón. Existe la fibrilación ventricular y auricular. Entonces un desfibrilador es un aparato que sirve para corregir esos cambios repentinos en el ritmo cardíaco.

Entonces una fibrilación en el corazón puede desencadenar mareos, dificultad para respirar, desmayos, entre otras cosas, por lo tanto requiere ser tratada con rapidez.

Debido a que este tipo de emergencias suelen estar dentro de las más comunes, es que por ley en muchos países se establece que en todo lugar público debe haber un desfibrilador externo automático.

Este tipo de aparatos resultan muy útiles por varios motivos:

  • Son fáciles de utilizar.

  • Son efectivos.

  • No son aparatosos, por lo que son fáciles de guardar y transportar.

  • Al ser automáticos todo el trabajo lo hace la máquina.

Finalmente, cuidar la vida y salud de los trabajadores se debe hacer a nivel integral. Esto quiere decir:

  • Cuidar su salud evitando los contagios de enfermedades poniendo a su disposición tecnología moderna

  • Promover una conducta responsable entre trabajadores

  • Eliminar o disminuir factores de riesgo.

  • Contar con protocolos y elementos que permitan actuar con rapidez y eficacia frente a situaciones de emergencia que pongan en riesgo vital la vida de las personas.

Nueva llamada a la acción

V. Ambiente laboral sano y salud mental de los trabajadores

¿Cuántas horas pasan las personas en el trabajo? Esto es relativo y depende mucho del tipo de trabajo, el rubro, el país, etc., pero no cabe duda que la mayoría de personas adultas que cuentan con un trabajo, o más de uno, destinan muchas horas a la semana a ello. Sumado al trabajo propiamente tal, se debe considerar el trabajo en el hogar, el cuidado a los hijos o a otros familiares, etc. Considerando el ritmo de vida principalmente acelerado ¿qué hacer como empleador para mitigar la presión laboral?

Lidiando con largas horas laborales

Cada país establece la cantidad de horas que un empleado debe trabajar a la semana, estas varían entre 38 a 48 horas, pudiendo ser más o menos. Si consideramos una jornada laboral semanal de 40 horas, implica que cada persona que cuenta con un empleo formal puede pasar de 7 a 9 horas en su lugar de trabajo. Con todo esto entendemos que los empleados pasan más tiempo en sus puestos de trabajo, por lo tanto, hacer del lugar de trabajo un espacio agradable es clave para el buen rendimiento de ellos y principalmente para cuidar de su salud a nivel mental.

Si bien desde el año 2020 la presencia del teletrabajo pasó a ser parte de la rutina de muchas personas, muchos lugares de trabajo no pueden funcionar de manera remota, es por eso que se necesitó reformular muchos de los protocolos de seguridad laboral para que los empleados pudiesen seguir trabajando de manera normal, pero bajo altos estándares de higiene y seguridad.

Pese a lo anterior, el ritmo laboral y las largas jornadas de trabajo no cesan, haciendo que la vida sea acelerada, sintiendo una fuente de presión, estrés y ansiedad, es decir, el escenario propicio para las enfermedades mentales.

img CP- copia 5

Salud mental: clave para el buen rendimiento laboral

El cuidado integral de los trabajadores implica prestar atención a aquellas cosas que no son tan evidentes, pero que de una u otra manera, terminan por afectar el rendimiento de ellos. Así como es importante mantener un ambiente limpio, higiénico y libre de gérmenes, es importante mantener un ambiente laboral seguro, evitando factores que sean un impacto para la salud mental de las personas.

Hasta hace algunos años el tema de la salud mental era poco valorado, pero poco a poco se ha ido considerando como un tema serio a tratar. Durante el año 2020 y todo lo que ha significado la pandemia por coronavirus Covid-19, es decir, el encierro, las cuarentenas, la incertidumbre, etc., han causado un aumento en enfermedades mentales.

Según estudios la salud mental de las y los chilenos ha empeorado tras la implementación de cuarentenas, aumentando la cantidad de personas que han presentado síntomas de depresión. Así como la depresión existen muchas enfermedades mentales que, al tener síntomas sutiles o poco evidentes, se pasan por alto. Algunas de las enfermedades mentales más comunes son:

  • Trastornos depresivos.

  • Trastornos de ansiedad.

  • Trastorno obsesivo compulsivo.

  • Trastornos relacionados con el trauma y el estrés.

  • Síntomas somáticos y trastornos relacionados.

  • Trastornos alimenticios y de la alimentación.

Todas estas enfermedades mentales tienen tratamiento, y muchas personas que tienen alguna de estas enfermedades y están bajo tratamiento, pueden realizar todas sus actividades de manera habitual sin problemas. Sin embargo, por vergüenza o desconocimiento, muchas personas no acuden a un especialista o no hacen nada al respecto y son incapaces de realizar con normalidad sus actividades.

Debido a la importancia de la salud mental, al igual que la salud física, es pertinente que en los trabajos se ponga énfasis en este tema.

Construyendo un ambiente laboral sano

Ya que los trabajadores pasan muchas horas en su trabajo, es que han surgido buenas prácticas que van en pos de construir un ambiente laboral sano y así evitar poner más presión en los trabajadores. Algunas de estas prácticas implican un cambio de paradigma total en las empresas, por ejemplo, el hecho de poner el foco en los trabajadores, y no en el trabajo en sí mismo. Poner el foco en los trabajadores significa darle valor a las personas, tan solo por el hecho de ser personas, y no simplemente verlo como “los trabajadores”.

Algunas de las medidas que se han comenzado a tomar en algunas empresa son:

  • Escuchar a los trabajadores.

  • Dar la posibilidad de tener horarios flexibles.

  • Ayuda con los hijos (por ejemplo facilidad para conseguir guarderías).

  • Incentivar las pausas activas.

  • Proveer espacios para relajarse y desconectarse dentro de las oficinas.

En definitiva, las medidas que se tomen para mejorar el ambiente laboral dependerá del contexto de cada empresa, pero lo importante es poner el foco en las personas.

img CP- copia 6

Una solución práctica y sencilla para mejorar el ambiente laboral

Si se toma en cuenta que el café es la segunda bebida más consumida en el mundo, después del agua, entonces ¿por qué no considerar la presencia de café en el trabajo como un incentivo para los trabajadores? A esta conclusión han llegado muchas empresas alrededor del mundo, las cuales han establecido “Coffee Areas” en sus oficinas, mejorando así el ambiente laboral.

Los beneficios del café en el trabajo se pueden ver de la siguiente manera:

Al ser una bebida estimulante y energizante, esta tiene un efecto en la motivación de los trabajadores, afectando directamente en la productividad (aumentándola). Por otro lado, compartir una taza de café en reuniones o tiempo de relajación incentiva la conversación, la apertura a nuevas ideas, promoviendo la creatividad grupal, la empatía y las relaciones interpersonales.

Finalmente, si se considera que la presencia de café en el trabajo es entregado de manera totalmente gratuita, entonces la propuesta de valor aumenta para los trabajadores. Tener máquinas de café gratis en la oficina es aún más motivante, porque las personas no tendrán que salir a comprar café. Es mejor tener un espacio de cafetería en la misma oficina, de ese modo los trabajadores ahorran tiempo y dinero.

VI. Conclusión

Como hemos visto a lo largo de todo este contenido, las y los trabajadores se han tenido que adecuar a una nueva dinámica laboral post pandemia por Covid-19. Los protocolos de higiene y seguridad han pasado a ser parte de la cotidianidad del quehacer laboral, siendo responsabilidad de cada persona y de cada empleador cumplir con las normativas para resguardar la salud de todos.

En ese sentido, hoy en día se puede acceder a soluciones tecnológicas que ayuden a mantener un ambiente laboral propicio para una buena salud. Los purificadores de aire ayudan a limpiar el aire que se respira, como también sanitizando superficies.

Por otro lado las soluciones de baños como secadores de manos eléctricos y la grifería automática, ayudan a controlar la propagación de gérmenes dentro del baño, un lugar ideal para la formación de microbios que pueden ser altamente peligrosos para la salud de las personas.

Además, y en conjunto con la salud física de las personas, crear un espacio cardioprotegido es clave para saber actuar frente a emergencias de salud que no pueden ser previstas, tal es el caso de los problemas y fallas al corazón. En ese sentido, un Desfibrilador Externo Automático es el mejor aliado para tratar estas emergencias, y que por lo demás, es obligatorio tener en espacios públicos.

Y finalmente, así como existen herramientas y soluciones para proteger la salud física de los trabajadores, también existen iniciativas y medidas que se pueden ejecutar para resguardar la salud mental de las personas. La creación y promoción de un ambiente laboral sano, donde el foco esté puesto en las personas es clave para cuidar el área psicológica. Aquí entran iniciativas como flexibilidad en los horarios, pausas activas y espacios de desconexión dentro de la oficina.

¿Quieres promover un espacio seguro y grato en tu trabajo? No dudes en conocer todas las soluciones que Biopure tiene para asegurar un espacio ideal para los trabajadores.

CTA AGENDA UNA REUNION BIOPURE